Suprarrenal mielolipoma Imaging general, radiografía, tomografía computarizada

Suprarrenal mielolipoma Imaging general, radiografía, tomografía computarizada

Descripción general

Mielolipoma suprarrenal es una rara neoplasia benigna compuesta de tejido adiposo maduro y una cantidad variable de elementos hematopoyéticos. La mayoría de las lesiones son pequeñas y asintomática, descubierta incidentalmente en estudios de imagen de la autopsia o en realizados por otras razones. La mayoría de los tumores son unilaterales, pero no muestran predilección hacia un lado en particular. El tamaño del tumor varía de varios milímetros a más de 30 cm.

TC con contraste en un hombre de 64 años de edad, confirma la presencia de calcificación grueso y una gran cantidad de grasa macroscópica de la masa suprarrenal izquierda, que es diagnóstico de un mielolipoma. Cortesía de P. Ramchandani, MD.

TC sin contraste en un hombre asintomático revela una masa suprarrenal derecha de 6 cm con mediciones de la densidad que van desde -14 a -27 unidades Hounsfield, en consonancia con mielolipoma. Cortesía de P. Ramchandani, MD.

Desde mielolipomas contienen diferentes proporciones de grasa y tejido mieloide, un diagnóstico definitivo mediante la exploración de tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (RM) puede ser difícil, aunque rara vez es así, aunque sólo una pequeña cantidad de grasa está presente.

Para distinguir la masa de un liposarcoma bien diferenciado, una aspiración con aguja fina percutánea mediante control ecográfico o TC puede confirmar el diagnóstico. La presencia de tejido adiposo maduro entremezclado con elementos hematopoyéticos, incluyendo megacariocitos en la citología o la histología, es diagnóstico de mielolipoma.

Lamas et al informaron en 2 casos de grandes tumores suprarrenales mixtos que tenían un aspecto heterogéneo y áreas de densidad grasa en imágenes y dieron lugar a la producción de cortisol autónoma que lleva al síndrome de Cushing. Los pacientes fueron sometidos a adrenalectomía, y la histología identificaron adenomas adrenocorticales con metaplasia myelolipomatous generalizada. Los autores observaron que, si bien mielolipomas suprarrenales son generalmente asintomáticos, incidentalomas suprarrenales no funcionantes, ha habido algunos informes de masas myelolipomatous que están asociados con la hipersecreción suprarrenal. [2]

Montone et al presentaron patológica y características radiográficas de 3 pacientes con neoplasias suprarrenales. Dos pacientes habían obtener imágenes hallazgos que eran compatibles con mielolipoma suprarrenal. Patológico, 2 de las lesiones se clasificaron como tumores adrenocorticales de potencial maligno incierto, y 1 lesión fue clasificado como un adenoma suprarrenal. Todos los 3 lesiones contenían focos myelolipomatous lo largo de la neoplasia, y 2 de los tumores contenían varios focos lipomatosos puros. Los autores observaron que los estudios de imagen pueden resultar en un falso diagnóstico de un mielolipoma adrenal benigna y, como resultado, el subtratamiento. [3]

Examen preferido

El componente graso de un mielolipoma es macroscópica en la mayoría de los pacientes y es diagnóstica al descubierto en las imágenes de la sección transversal. [4, 5]

La modalidad de imagen preferido es el TC, que muestra la densidad grasa focal dentro de la masa. La RM también representa con precisión tanto la grasa microscópico y macroscópico utilizando imágenes de desplazamiento químico y la técnica de saturación grasa explícita, respectivamente. Mielolipomas pueden ser descubiertos incidentalmente en la ecografía (US), que de otro modo no se utiliza rutinariamente para caracterizar los tumores suprarrenales.

Las limitaciones de las técnicas

De vez en cuando, mielolipomas pueden agrandar suficiente para que el órgano de origen difícil de discernir en la TC, lo que resulta en un diagnóstico diferencial que incluya angiomiolipoma renal y liposarcoma retroperitoneal o lipoma. En estos pacientes, la capacidad multiplanar de la RM puede ayudar a definir los planos tisulares y confirmar que la masa es suprarrenal en origen.

Algunos mielolipomas pueden tener una mayor cantidad de tejido hematopoyético y sin grasa reconocible, haciéndolas imposibles de distinguir de las neoplasias retroperitoneales bien diferenciados u otros tumores suprarrenales en la TC o RM. La biopsia percutánea puede ser necesario para establecer un diagnóstico.

#image

También se puede pedir aquí
.

Read more

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =